10° encuentro nacional de pesca con mosca en Rio Grade.



Texto: Vicky Ahumada
Soporte Comunicativo: Revista El Pato
Fotos: Roberto E. Galbarini

10° encuentro nacional pesca con mosca en Rio Grande.

Diez años es un buen momento para festejar, que las cosas se hacen bien, que funciona porque realmente está bueno, porque es un encuentro de pescadores y no una competencia eso le da el toque cálido a un lugar tan hostil. Eso me llevo a mi particularmente a asistir por primera vez como única mujer fuera de la asociación.

 Honestamente me llevo un montón de nuevos conocimientos, lo que me gusto muchísimo fue que en las cenas nos juntábamos todos los pescadores y compartíamos las experiencias del día, las técnicas, las moscas y los mejores lugares para castear, de esa forma siempre conocía personas nuevas y aprendíamos todos de todos, es difícil imaginar 130 locos por el fly juntos en un mismo techo y tengo que decirlo, es muy interesante vivirlo.

Mejor voy a empezar por el principio, cuatro meses antes del evento preparándome para que todo salga perfecto o casi, practicando nuevos modelos y nuevas técnicas de atado, Roberto con toda la paciencia me fue capacitando y en cuanto a la pesca con sus muchos secretos deje que Mario me ayudara respondiendo todas y cada una de mis peguntas, junto a las largas charlas del comportamiento de los salmónidos entre estos dos muchachos mi mente se la pasaba abajo del agua como pez y como mosca, eso es muy entretenido. Casi sin darme cuenta entonces me propuse pescar una marrón gigante y bien pigmentada.


 El día jueves a Roberto y a mí nos tocaba atar junto a otros dos disertantes. ahí mismo empecé a conocer a los guías locales que me fueron dando una mano de como enfrentar el cierre de temporada en el mejor rio del mundo, del abrigo y tips sobre el objetivo del recorrido de la mosca en el agua. También hubo una charla del presidente de la asociación, educativa y motivacional respecto a los cimientos en los que se basa el encuentro, que no es una competencia, o sea que nos tenemos que ayudar entre todos para poder pescar, que seamos consientes a la hora de vadear, que prestemos atención al manejo en los caminos, que no dejemos rastro de nuestra presencia, ni en lo mas mínimo, que devolvamos los peces a su hábitat en perfecto estado de salud y entre tantos valiosos otros temas también nos contó que el rio se divide en 3 zonas: Zona alta, zona media, zona baja. Cada una de estas cuenta con varios pozos y dependiendo de los diferentes momentos de la temporada se pesca mejor en uno u otro sector.

Cada zona tiene su coordinador de grupo (el mío, Diego Motter un guía de la estancia Maria Behety) ese coordinador tiene varios guías bajo su responsabilidad para que cumplan en cuidar del rio, no tirar basura, ni colillas de los cigarrillos, no robar los peces ( hay tanta cantidad que los podes clavar de diferentes partes del cuerpo) que no haya más de 4 o 5 pescadores por pozo (para no castigarlo) asi los próximos pescadores también tienen chances. Cada grupo está compuesto por un acompañante o guía (a nosotros nos toco con Pablo Mendoza, un terrible y apasionado pescador) los guías en el encuentro están para llevar y acompañar a los participantes a cada sector de pesca y brindar ayuda si es que así se lo requiere.

Los pozos se designan aleatoriamente, por lo general se hace un pozo a la mañana hasta el mediodía y a las 13hs se rota. Tuve el Honor de tener como compañeros a dos grandes personas principalmente y profesionales Mario D’ Andrea, Roberto E. Galbarini y por fin tambien, una mujer, Karina.

Los lugares predestinados fueron:

El viernes zona media o sea 3 pozos porque es la mejor zona.

Mañana, el Gaviotero.

Mediodía, el fabuloso Onas (desovadero solo dos horas para disfrutar)

 Tarde, la Pecera: Imagínense porque el nombre

  El Sábado la zona de abajo:

 Por la mañana, Alejandro.

Por la tarde, la desembocadura del Moneta.

 Domingo Zona de arriba:

La mañana,  Bherta

 A la tarde, Cormorán.

Primer día de pesca, era Viernes, 7 de la mañana, mucho frio, muchas ganas de pesar y mucha adrenalina. Nos reunimos todos en la entrada de la estancia, otra charla motivacional por los directivos de la asociación y a pescar se ha dicho, todos estábamos ansiosos, el lugar irradiaba energía, en ese entonces el frio nadie lo sentía solo se notaban las ganas de querer pescar.

Llegamos al Gaviotero! Pablo la noche anterior fue hasta el hotel para ver las moscas que teníamos y los equipos por si necesitábamos algo, así teníamos tiempo para comprar o acomodar lo que fuera necesario.


Él sabía que yo era nueva en esta desafiante pesca de anádromas de abril, además con equipos de Spey que no son de uso habitual en mis salidas de pesca, de todas formas el equipo estaba fantástico, bien balanceado, caña de dos manos #9 14.9 pies, línea de hundimiento, estaba con el mismo equipo que Peter Pereira de Anglers aventura fly shop me había vendido en noviembre para la pesca de Chinooks, habíamos tomado esta decisión debido a que el rio en días previos al encuentro había crecido algunos cuantos centímetros más. Pablo me facilito una mosca de él, un streamer con ala de conejo negro y panza de chenille large plateado (Rio Grande Queen), fue muy amable conmigo en ayudarme en todo, hasta en poner la mosca ya que no tenía sensibilidad en los deditos, tardaba mucho y él quería que pesque tanto o mas que yo. Me pidió que castee un poco para ver si necesitaba practicar, me dejo en un lugar alejado para que no moleste a mis compañeros, al rato de solo castear  me llevo al lugar más lindo y me dijo que tenía que poner la mosca bien pegada a la barda, 45° rio abajo, dejar que entre al pozo siempre con mends para esquivar las champas ( son pedazos de tierra solida con pasto que se desprende del la barranca) que se encuentran paralelas a la costa, dos o tres mends rio arriba y uno aguas abajo, cuando sienta que entro en el canal o sea que siento presión en la línea, empiezo hacer falso strip, la mosca va a pasar muy cerca de las champas pero también de las truchas y cuando sientas presión extra o la mas mínima sospecha de pique, me dijo, clava no importa si perdía la mosca. Es importante siempre tener presente el factor ¨Fusible¨ osea, que alguna parte del leader sea mas débil que las conexiones de los tramos de líneas, backing con running, running con línea, línea con poly, etc, cualquiera de estas partes podría estallar ante un enganche si yo hubiese utilizado un tippet del 0.45 o 0.50, con un buen monofilamento del 0.33 sobra para darle buena pelea a cualquier coloso del Rio Grande. una vez posicionada me puse a tirar, a tratar de entender lo que me había dicho, pero no pasaba nada, hasta que pude sentir y me acorde lo que siempre me dice Mario tenes que conectarte con el agua. Al tercer tiro después  de entender lo que me dijo siento un tironcito pero con el viento pensé que no era pique sino que se había clavado la mosca en la champa, por las dudas yo levante la caña y espere a ver si sentía algo, acostumbrada al dorado que es re obvio con el pique no me daba cuenta que me estaba picando y escucho que Pablo me dice a lo lejos es pescadooo vickyyyyy, no puede ser dije… y si, era pescado jajaj, lo prepoteo para tratar de clavarlo, la caña se movía de una manera terrible, era una bestia sin dudas, que alegría y entonces se me paso por la cabeza, cantos piques habre perdido? cuando se acercaron mis compañeros no sé qué hice que se fue, no lo podía creer, que amargura… #%=#¡?*.Un rato antes de cambiar de pozo Karina saca una trucha hermosa, a festejar con todo el equipo, un traguito de licor y nos fuimos a Onas, apenas llegamos estaban dos de otro grupo con pescado, uno por sacarlo de agua y el otro sacándose fotos, que recibimiento, con el pulso acelerado llevo la mosca al agua, ya el tiro era diferente un poco más lejos, me costó llegar, a los cinco tiros escucho a Karina que clavó otra, una hembra grandecita hermosa, cinco tiros más y escucho que Mario dice pescadooo, un hermoso macho plateado,


ahhhh…. Dios, yo tenía un ojo puesto en la captura de los chicos y el otro en el rio, jaja pero tenía que concentrarme para poder pescar, ya que era el mejor pozo y lo teníamos muy poco tiempo, escucho que Roberto saca una marrón residente, estaban todos on fire…. Como hago para concentrarme si soy re curiosa? cuando pude sentir de nuevo la presión en la línea y que rosaba las champas sentí un tirón que no tuve ninguna duda, era pique y que pique… ahí nomas empecé a los gritos e inmediatamente los tenia a todos cerca mío para ayudarme, Pablito salió del agua feliz de que pude hacerlo, orientándome para no perderlo, Roberto y los chicos de infotur (dicho sea de paso les agradezco por cubrir mis gastos) todos sacando fotos y esperando la sorpresa por venir, ahora si me concentre en no perderlo, manteniendo siempre la presión de la línea, salgo del agua y me alejo para acercar al pez a la costa para que Pablo la pueda agarrar, cuando lo vio al pez empezó a gritar, por supuesto yo también, se dejo ver, una hermosa hembra que me dio mucho trabajo, me costaba levantarla, era inexplicable la sensación, algunas fotos rapidito, beso de agradecimiento y al agua.



Con alegría inmensa me senté a orillas del rio para recapitular todo lo acontecido mientras dejaba espacio a mis compañeros para que pesquen, así sucedió en minutos saca Roberto una hembra terrible, en estos momentos te das cuenta que las miradas lo dicen todo, las palabras están totalmente de más.


Cinco minutos antes de irnos para que no nos quede ninguna duda que Onas es muy generoso Pablos y Mario hacen doblete, naaaaa jajaja, con razón nos daban solamente 2 horas, almorzamos felices y contentos, cafecito y a seguir


A la tarde La Pecera, nos acomodamos en el agua, no había viento prácticamente ni frio o será que tenía tanta adrenalina que no sentía nada? bueno un par de tiros jugados  cerca de la barda y obviamente pierdo la mosca, empecé a llamarlo a Pablo y fue así que se acero y me facilito un streamer naranja con ala de conejo y panza de chenille large. Me dice, veni,  tira a ese sector, señor, sí señor. Robero me comparte su lugar, hago dos tiros  la mosca entra al pozo y  siento que la puntera de la caña baja agresivamente… por supuesto empecé a los gritos era muy muy grande, me llevo a pasear un ratito y por dentro decía, que sea mi marrón, que sea mi marrón, por Dios,  no podía controlarlo, sabia con fe certera que esa era mi marrón. Cuando Pablo lo tiene en sus manos me mira y me dice ¨hdp es gigante¨ lo vi y era el, la marrón de mis sueños, mi príncipe azul, bien pigmentado con una mandíbula bien desarrollada, mi sueño se hizo realidad…. Fue muy loco todo, paso muy rápido, algunas fotos, lo chape indiscutiblemente y al agua, abrazo grupal y para mí el día estaba más que hecho. El equipo completo pesco, ya nos podíamos ir tranquilos.


 

Fundidos y con mucho frio llegamos al hotel,  a bañarse con agua muy caliente y reparase para ir a cenar con todos los del encuentro. Conociendo personas de todas partes de nuestra Argentina, locos por la misma pasión, compartiendo experiencias del día, recomendando lugares y tips a los que les tocaba ir a la zona que habíamos hecho y preguntando y escuchando a los que fueron a donde nos tocaba ir, eso me encanto.

Sábado zona de abajo, pozo Alejandro, esa mañana como nos toco una zona tranquila  Pablo llevo a Mario a visitar otros pozos para hacerle notas a los pescadores, como nos quedamos solitos Roberto, Carina y yo, Pablo le pidió a Marcelo Aranda (un guía experimentado que le gusta malcriar a las personas) que nos asistiera hasta su regreso. En compañía de Marcelo se encontraba Albaro Scotti, un guía de pesca internacional nacido en Brasil, que foto tras foto logro dejarme atónita con las increíbles capturas del Amazonas.

Esa mañana llego a hacer 1 grado fuera del agua, el crudo frio llego a congelar mis dedos que lastimosamente lograban sostener la línea, con miedo porque gracias algunos amigos que tengo “que son de  buenos”, me dijeron que cuando se congelan los dedos se ponen negros y los podía perder, sentí aparte del dolor angustia pensando que podía perder mis deditos, como voy a seguir pescando y atando me preguntaba, no quedo otra que caminar para mantener el cuerpo en movimiento y asi hacer la sangre circular, 5 tiros y a camianar, 5 tiros y a caminar, y de repente otra vez la puntera de la caña se puso loca, estaba a full, pero al instante lo pierdo, el corazón se resintió, hasta que llego Marcelo con su generosidad y sus consejos tan lindos, uno de ellos es disfrutar de todo en la vida, asique me senté y me tome algo calentito, el ofreció de todo, té, café, leche con chocolate caliente, licor, etc. Dice- ¨tengo una mezcla de licores con wisky para el frio que es espectacular¨ y seguía ofreciendo cosas, ese hombre tenía de todo en la camioneta, hasta un microondas para calentar las vianditas, era como ir a un café y que te den la carta de opciones, jaja un genio total!!

 Cuando entre en calor con su famoso licor fui al agua, 3 tiros y plaf otro vez, jajaj terrible una Arco iris,


que pintoresca trucha, era pequeña pero fue robada, se engancho de la aleta dorsal, foto por supuesto y al agua, no me sentía muy bien, asi que me aguante el frio y segui tirando, al rato otro pique y lindo, tras una gran pelea, Marcelo la copea, me miró y dijo-  ahora si, esta vino de la boca. Siiii que buenoooo, una hembra de 3 1/2kg bien plateada y para celebrar ya tenía la picada lista con un exquisito tinto, en ese momento Marcelo me dio un consejo para que tenga más resistencia al frio, cada vez que mis manos se mojaran debía tener a mano un paño para secarlas en seguida, de esa forma no se llegarían a congelar con el viento, lo probé y me funciono, ahora podía estar más tiempo casteando, gracias Marcelo Aranda, fue un placer conocerte.


A la tarde nos dirigimos a la desembocadura del Moneta, mucho viento. Unos intentos y nada, la verdad estaba para dormir una siesta, pero no podía desaprovechar el momento, después tendría que esperar un año para volver a pescar, así que bueno me la aguante e imagine que estaba en el trabajo con ganas de ir al río para luego abrir los ojos y lograr tele trasportarme, entonces se hizo la magia, estaba frente al Rio Grande, sin frio, sin viento, sin obstáculos, las truchas y yo, yo y las truchas!! Esa tarde no tuve suerte, pero Roberto si, saco una medium, hermosa y muy peleadora, como el hecho de pescar te puede sacar una sonrisa. Ese día termino más temprano, aprovechamos para descansar un ratito antes de reunirnos nuevamente para ir a cenar.


Domingo, ultimo dia, zona de arriba, la más próxima a la cordillera, tardamos en llegar a Bherta, esa mañna fue la mas fría de todas, dejamos la camioneta y empezmos a caminar unos 500 mt. para llegar a nuestro sector. Pablo emocionado nos contagiaba su alegría, ese día tuvimos que cambiar los equipos a caña de una mano #8 con shooting, tambien cambiamos los streamers por ninfas (una Prince de material sintetico con gomitas blancas en anzuelo 14) me explica cómo hacer el tiro, deja que entre al pozo, dale línea mendeando y deja que derive. Ok lo voy a intentar, cuando la mosca esta por salir del canal una trucha la toma, arrancamos con toda esa mañana tan fría, y por estar en esa condición mi trucha se quedo abajo y no quería salir, dándole el tiempo que fuera necesario, despacito empezó a moverse y al fin ya estaba cerca para agarrarla, fue muy cómico ver quien era el macho que se mojaría las manos para manipularla, el frio era acobardador, chan!!! Pablo es el que esta acostumbrado al frio, cuando la vi no me importo nada, la agarre sin pensar, como una boba moje los guantes pero valia la pena, fotos y al agua a continuar su vida.


Festejos y todos nuevamente al agua, asi arrancaba el dia, esperando que se sequen los guantes Mario clava una, se veía por como se movia la puntera que tenia buen porte, y no se porque se le fue, la cara que puso, otra ves digo que hay miradas que dicen mil palabras, ya loco por la revancha logro sacar un macho y una hembra bien plateadas, que genio!!



Esperando que se haga la hora el viento soplaba cada vez mas fuerte, no quedo otra que acostarse en las piedras para reparar el viento, llegado el mediodía nos dirigimos a Cormoran, un viento intimidante, yo intente pescar pero no pude, solo quedaba en el agua Roberto y Mario, a media tarde Mario saca un macho de muy lindo porte con una ninfa, espectacular!!!Todos en la camioneta descansando, tomando algo calentito y pasándola bien no parábamos de bromear entre nosotros, fue un grupo muy divertido. Ultima media hora del viaje, a Mario se le ocurre poner una intruder chartreuse y tirar en el mismo lugar que saco con una ninfa, no necesitó hacer muchos tiros que de broche de oro, saco la bestia, dos cifras seguro tenia esa hembra, muy grande, foto y abrazo grupal, brindis, sonrisas y un confortante sentimiento de haber tenido la oportunidad de estar allí, en ese encuentro de pescadores y peces, de compañeros con ganas de amistad.


Como dije aprendí muchísimas cosas, conocí mucha gente y la pase genial, el viaje estaba concluido.


Nos fuimos al hotel a descansar un poco y a prepararnos nuevamente para la despedida que nos tenía preparada la gente de la asociación. Pero eso es lo único que voy a dejar en suspenso para que lo vivan ustedes.

Hasta la próxima, besos

Vicky